martes, 6 de octubre de 2009

Reivindicaciones de los trabajadores



Hoy en el tren, me he encontrado con este panfleto del Sindicato Federal Ferroviario de la CGT. En él se denuncian los planes futuros que tiene RENFE para suprimir servicios de atención al cliente y billetería en favor de la colocación de máquinas que realicen ese trabajo, lo que conllevaría el despido del personal humano que realice esas funciones.


El sindicato alega que, a parte del problema de los despidos, la calidad del servicio que ofrecería RENFE sería mucho peor que la actual ya que las másquinas no estarían preparadas para realizar el 100% de las funciones que se requieren, a parte de perder por completo el trato humano que se le viene ofreciendo al cliente desde la creación de dicha entidad.


Al leerlo,me encontré totalmente a favor de la denuncia planteada por los integrantes del sindicato ya que desde unos años para acá he notado como dicha compañía ha deteriorado sus servicios e incrementado los precios de manera abusiva sin ningún miramiento hacia los consumidores del transporte (el problema más reciente con el que me he encontrado es la supresión del bono universitario en favor de un bono mensual ,que hace que se incremente el precio a pagar para los estudiantes en más de un 30% cada trimestre, sin contar la subida del precio del abono que se realiza cada principio de año).


Pero, más allá de mis quejas y de las demandas de los compañeros ferroviarios, al tener este escrito en la mano me ha venido a la cabeza la época de la Primera Revolución Industrial y el movimiento ludista que manifestaba su descontento con el uso de máquinas en los trabajos destruyéndolas.


Por ello me asalta una duda importante, una duda que también les aterra a los trabajadores de RENFE amenazados por ser sustituidos en sus puestos por una máquina. Con el actual ritmo de vida que llevamos, con todo el adelanto tecnológico existente, con el importante aumento del sedentarismo humano ¿la tecnología acabará engullendo nuestra vida?, ¿acabaremos siendo personas totalmente dependientes de un robot que realice por nosotros todas las labores?.

Nos encontramos en una época en la que gran parte de las labores que realizamos en nuestra vida cotidiana pueden desempeñarse a través de un teclado, bien de ordenador o de móvil, donde para llamar a una compañía antes tienes que pasar por un ordenador que te redirigirá al departamento que vea oportuno según tus preferencias, etc...


No me considero un ludista del siglo XXI ni mucho menos pero me interesa conocer vuestra opinión acerca del tema ya que me parece importante saber si la gente está a favor de todos estos adelantos tecnológicos que nos están haciendo la vida más fácil, muchas veces a costa del despido de personal humano, del deterioro de los servicios o de la supresión de un trato entre personas.


Espero que tengamos un buen debate sobre este tema.


Un saludo!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

El movimiento ludita ha vuelto a surgir con fuerza bajo el nombre de neoludismo, y lo hace como respuesta al gran avance social y científico generado por las nuevas tecnologías, sobre todo con la llegada de la informática, de internet y de los proyectos sobre inteligencia artificial. Este movimiento, desorganizado y espontáneo, surge del pensamiento crítico de algunas personas que ven en la actual revolución digital más inconvenientes que problemas.
Bien, yo no creo que sea un problema esto del avance tecnológico en sí, sino que habría que buscar un equilibrio, el cual estaría basado en el binomio persona-máquina. La utilización de la tecnología como bastón de apoyo, no como una sustictución.
Hoy en día estamos rodead@s de aparatos que nos hacen la vida más fácil pero a la vez no nos damos cuenta que muchos de ellos nos están sumergiendo cada vez más en el individualismo, ejando a un lado las relaciones entre personas, bien sea cuando vamos al tren y sacamos el billete metiendo unas cuantas monedas, sin mediar palabra, cuando sacamos tabaco de una máquina (por lo menos ésta te dice lo de "su tabaco, gracias"), incluso, me atrevería a decir, cuando mandamos un correo electrónico, la carta manuscrita es algo más que el propio mensaje en sí.
Apostemos por las nuevas tecnologías como forma de facilitación no de sustitución.

Que tengas suerte con tu blog, aunque la suerte es de l@s que por casualidad caemos en sitios como este.
Salud,
Maitane.

Related Posts with Thumbnails