lunes, 22 de marzo de 2010

Biografía: Ramón Álvarez Palomo (I)


Para que no resulte del todo pesada su lectura, partiré la biografía de Ramonín en tres partes. En la primera hablaré de sus inicios en el anarcosindicalismo; la segunda tratará sobre su papel en la revolución del 34 y la Guerra Civil; y en la última veremos su vida en el exilio y su vuelta a Asturias.


Ramón Álvarez Palomo nace en Gijón el 7 de marzo de 1913 en el seno de una familia obrera. Ya desde pequeño comenzará a vivir el anarcosindicalismo de la mano de su padre, panadero y afilicado a la CNT.

Sus estudios primarios los recibe en la Escuela Neutra, dirigida por Eleuterio Quintanilla, uno de los grandes teóricos libertarios asturianos. A los doce años, debido a la precaria economía familiar, Ramón tiene que dejar la escuela para ponerse a trabajar. Se empleará en diversos empleos, siempre buscando la mejor opción económica para los suyos.

Desde que supo que comenzaría a trabajar tuvo en la cabeza la idea de afiliarse a la confederación, pese a la dura represión que éstos estaban viviendo bajo la dictadura de Primo de Rivera. Y así fue en 1928. Con quince años "Ramonín" se afilia a la CNT. ´

En un primer momento su única función, ya que era un niño y no levantaba sospechas, era la de ir a pagar la cuota sindical a la sede confederal. Así nos lo cuenta él mismo: "(...) la vida sindical prácticamente no existía. Íbamos a pagar, yo en nombre de los panaderos, porque mi padre era panadero, y yo iba en su nombre. Llevaba los carnets y pagaba. Era por semanas. Tenía relación con el tesorero y algún otro, pero muy poco.".

Es en el final de la dictadura, cuando el anarcosindicalismo comienza a organizarse, donde nos encontramos a un Ramón, con 18 años, más integrado y participativo dentro de la estructura del sindicato. Con la llegada de la Segunda República, en un ambiente menos represivo, ocupará diversos cargos de responsabilidad en la renacida CNT.
Entre otros puestos, será elegido en 1931 secretario de la Sección Sindical de Panaderos de Gijón. A la vez, formará parte del grupo de signo faista Solidaridad, desde donde será espectador de lujo de la lucha entre treintistas y faistas. Sobre el acontecimiento dice esto: "En Asturias no prosperó. Y había treintistas, muchos de ellos amigos míos.(...) Yo no era de los treinta, era de la FAI. Pero aún siendo de la FAI, yo era íntimo amigo de muchos treintistas.(...) A los treinta se les ha hecho el gran crimen de acusarlos de frenar los entusiasmos revolucionarios y lo que pasaba es que pensaban que la revolución no se podía precipitar, que la revolución es un fenómeno que se gesta, como se gesta un hijo o una hija, llega a la eclosión cuando llega y entonces los revolucionarios están ahí para orientar su curso, no para inventar la revolución.".

En julio de 1933, con 20 años, es elegido Secretario General de la CNT de Asturias, León y Palencia. Este mismo año es encarcelado tras la fuerte represión desatada tras el fracaso de la insurrección confederal en Aragón.
Su periplo por varias cárceles españolas: Gijón, Zaragoza y Burgos, donde es puesto en libertad gracias a la amnistía parcial que el gobierno de Lerruox había dictado en 1934, puede ser resumida como una etapa muy instructiva para él. Es aquí donde convivirá con destacados líderes anarquistas como Durruti, Cipriano Mera o Issac Puente, de los que aprenderá numerosos aspectos de la lucha sindical.

De vuelta a gijón, reanuda su vida laboral y sindical. Es por esta época cuando la tensión entre la CNT asturiana y la nacional es máxima ya que los asturianos son firmes partidarios de la alianza obrera compuesta por cenetistas, ugetistas y socialistas. Ramón acudirá como representante regional a los Plenos organizados por el sindicato en 1933 y 1934 y defenderá de manera incansable la postura unionista de Asturias frente a una Confederación totalmente en contra de esta posibilidad.





14 comentarios:

S. dijo...

Uf qué susto me he dado!es que en vez de Ramonín había leido Ramoncín!
¿eres asturiano?qué suerte tienes de tener la sidra tan cerquita....
Está interesante la historia de este hombre.

Cayetano dijo...

Yo también me asusté pensando que nos ibas a hablar de "Ramoncín" y la SGAE.
Los anarquistas del período de entreguerras, como el caso que aquí nos presentas, pueden ser calificados de utópicos y soñadores, incluso de personas que con su ideología y actitud no favorecieron la unidad de la izquierda en momentos cruciales, pero nadie les puede negar su coraje y entrega a una causa que consideraban justa. La injusta situación social y económica les empujaba además a la legítima aspiración de querer cambiar las cosas.
Un saludo o como también se decía:
¡Salud!

Pablo D. dijo...

Creo que todo lo que pudiese decir de Ramoncín sería denunciable...

Soy asturiano, S. Buen comer, buen beber y buen clima...jajaja

Un saludo!

Pablo D. dijo...

El anarquismo nunca se casó con nadie. En momentos puntuales se unió a la izquierda para combatir al fascismo. De ahí que siempre actuasen de manera más independiente.

Una manera de definir lo que eran los anarquistas la dijo el propio Ramón: "Éramos apolíticos como método propio de alcanzar la emancipación, pero eso no quiere decir que nosotros fuéramos ajenos, extraños, a la política que se desarrollaba en nuestro país".

Luchadores y comprometidos con sus ideales no se puede negar.

¡Salud compañero Cayetano!

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, que vergüenza para mí que no conocia a este señor, dadas las circunstancias. Seguiremos su biografia.

Feliz lunes

Bisous

Pablo D. dijo...

No tienes perdón de dios, madame...jajajaja.

Asturias está llena de personajes sumergidos en el anonimato.

Para eso estamos aquí. hoy te presento yo uno y mañana haces tú lo mismo con otro que yo no conozco.

Buen lunes para tí también.


Un saludo!

Ale× dijo...

todoparatodxs

http://www.youtube.com/watch?v=dQSGPEgUOD8

salud!

Pablo D. dijo...

Gran documetal el que nos has mostrado, Alex.

Salud!

Las Reinas Del Garito dijo...

Interesante biografía.

Esperamos el resto de entregas.

Un saludo.

Nikkita dijo...

Muy interesante Pablo, no lo conocía, pero con tus tres entradas lo conoceré :).
Besos.

Pablo D. dijo...

Ramón tuvo una vida llena de acontecimientos importantes para la CNT, en todos ellos formó parte activa y se posicionó sin miedo a las consecuencias.

una vida muy interesante, sí.

Un saludo Reinas!

Pablo D. dijo...

Eso intentaré, Nikkita, que lo conozcáis y os interese tanto como me interesa a mí.

Un saludo!

José Antonio Fernández dijo...

Felicidades por el Blog, que expone unas ideas que en estos tiempos falta hace que sean aireadas.
Te agradezco mucho esa dedicación.
Salud.

Pablo D. dijo...

Gracias José Ramón.

Yo te agradezco que utilices un poquito de tu tiempo para pasarte por aquí.

Un saludo!

Related Posts with Thumbnails