martes, 30 de marzo de 2010

Discurso de Durruti en Burjaraloz



Discurso de Buenaventura Durruti a los integrantes de la Columna Durruti en Bujaraloz, finales de julio, principios de agosto de 1936, ante la reciente retirada desorganizada tras las primeros intentos de tomar Pina del Ebro y Osera, a partir del 27 de julio de 1936.

"Amigos, nadie ha venido a esta Columna forzado. Es cada uno de vosotros que habéis elegido libremente vuestra suerte, y la suerte de la primera columna de la CNT y de la FAI es muy ingrata. García Oliver lo anunció por radio en Barcelona: salíamos para Aragón a conquistar Zaragoza o dejar la vida en el intento. Yo repito la misma cosa: antes que retroceder, hay que morir. Zaragoza está en manos de los fascistas, y allí se encuentran centenares, miles de obreros bajo la amenaza de los fusiles, que pueden dispararse a cada instante ocasionando la muerte de nuestros hermanos. ¡¿ Para qué hemos salido de Barcelona, sino es para liberarles?! Ellos nos esperan y nosotros, ante el primer ataque enemigo, echamos a correr. ¡Hermosa manera de mostrar al mundo y a nuestros compañeros el coraje de los anarquistas que se llenan de miedo ante tres aviones!

La burguesía no nos permitirá implantar el comunismo libertario simplemente porque ése es nuestro deseo. La burguesía resistirá porque ella defiende sus intereses y sus privilegios. El único medio que tenemos nosotros para implantar el comunismo libertario es destruyendo la burguesía. El camino de nuestro ideal es seguro, pero hay que seguirlo con coraje. Esos campesinos que hemos dejado tras nosotros, y que han comenzado a poner en práctica nuestras teorías, lo han hecho tomando nuestros fusiles como garantía de su cosecha. Si dejamos el camino libre al enemigo, eso quiere decir que esas iniciativas tomadas por los campesinos son inútiles, y lo que es peor aún, los vencedores les harán pagar su audacia asesinándoles. Es éste y no otro el sentido de nuestro combate. Lucha ingrata que no se parece a ninguna de las que hemos librado hasta ahora. Lo que ha pasado hoy no es nada más que una simple advertencia. Ahora la lucha va a empezar de verdad. Nos enviarán toneladas de metralla y tendremos que defendemos con bombas de mano y hasta con cuchillos. A medida que el enemigo se sienta cercado nos morderá como una bestia acorralada. y morderá duramente. Pero aún no ha llegado a ese punto, y ahora se bate para no caer bajo el peso de nuestras armas. y es más, él cuenta con el apoyo de Alemania y de Italia, y nosotros contamos nada más que con la fe en nuestro ideal, pero contra esa fe se han quebrado los dientes todas las represiones. y hoy se los tiene que quebrar también el fascismo.

Nosotros contamos a nuestro favor la victoria que hemos conseguido en Barcelona, y debemos aprovechar con rapidez esa ventaja, porque si no la aprovechamos, el enemigo, abastecido por los alemanes e italianos, será más fuerte que nosotros y nos impondrá la dura ley del vencido.

Nuestra victoria depende de la rapidez de nuestra acción. Cuanto más pronto ataquemos, más posibilidades tenemos de triunfo. Hasta este momento, la victoria está de nuestro lado, pero no será consolidada si no tomamos inmediatamente Zaragoza... Mañana no puede repetirse lo de hoy. En las filas de la CNT y de la FAI no hay cobardes. No queremos entre nosotros gente que se asusta ante los primeros disparos...

A los que han corrido hoy, impidiendo a la Columna avanzar, yo les pido que tengan el coraje de dejar caer el fusil para que sea empuñado por otra mano más firme... Los que quedemos proseguiremos nuestra marcha. Conquistaremos Zaragoza, libertaremos a los trabajadores de Pamplona, y nos daremos la mano con nuestros compañeros mineros de Asturias y venceremos, dando a nuestro país un nuevo mundo. Y a los que vuelvan, después de estos combates, yo les pido que no digan a nadie lo que ha ocurrido hoy... porque nos llena de vergüenza. "

13 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Estremecedor discurso y también muy descriptico de la situaciòn de desorden que se vivìan en las filas anarco-comunista-republicanas de la guerra civil como consecuencia del hecho de que la gran mayorìa de sus hombres no eran militares, sino gente de a pie, con ideales, pero no preparados para la Guerra y al final eso fue lo que les llevò a la derrota.

Un saludo.

Madame Minuet dijo...

Esas arengas han funcionado desde la antigüedad. Ejercen su poder sobre las tropas. Nos trae usted la de un momento realmente dramatico de la historia de España, un documento impresionante.

Feliz martes desapacible, monsieur

Bisous

Cayetano dijo...

Como dice Carolus, la indisciplina, la disparidad de criterios, la falta de preparación militar de los llamados milicianos... fueron la ruina para la República, a pesar de la talla de gigante de gente como Durruti. Franco ganó la guerra porque era un cabronazo que no permitía la indisciplina en sus filas, entre otras poderosas razones. La tragedia de la izquierda española es que siempre ha estado dividida.
Un saludo.

eclesiastes dijo...

Pues yo me creo que la disciplina y la practica de los milicianos fué muy superior a la de los militares,
y que la militarización socavó la efectividad de la lucha,
y que las prioridades politico-estrategicas de la U.R.S.S. y de las autodenominadas democracias fueron la causa principal de la derrota de las personas frente a las masas.
Lo del militarismo ya lo advertió san Buenaventura.
Estas opiniones las defendemos fervorosamente los amigos de la practica anarquista, lo mismo que las opuestas tienden a coincidir con las ideologías de cada cual.
Pasa lo mismo si hablamos de la muerte de Durruti, o de la revolución makhnovista, p.e.
Lo cual debería hacernos sospechar de la desviación que nuestra subjetividad imprime a nuestros juicios sobre las interpretaciones de la historia.
Salud y libertad.

S. dijo...

Es dramático,a mi abuelo se lo llevaron y nunca más se supo de él.
A mi estas cosas me ponen los pelos de punta.

Pablo D. dijo...

Se cuenta que las deserciones en la Columna Durruti tras el primer combate fueron masivas y que se tuvo que hacer de todo para frenar sus escapadas.

Eran personas sin ningún tipo de experiencia y en su mayor parte habían pensado que llegarían a Zaragoza aplastando a los nacionales sin ningún tipo de problema.


Un saludo Carlos!

Pablo D. dijo...

Esta arenga era de necesidad ya que las cosas en la columna no iban nada bien. Iban perdiendo posiciones desde que llegaron a Aragón y necesitaban un toque de atención para que se tomasen en serio la guerra.

Un martes muy nublado, madame.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

El anarquismo fue muy crítico con la legalización de las milicias creando ejércitos populares.
Aunque luego participasen de ellos creando escuelas militares para dar una pequeña formación de soldados a todos los que se alistaban para luchar.
No cabe duda de que las divisiones en el bando republicano fueron muy beneficiosas para la victoria nacional...

Un saludo Cayetano!

Pablo D. dijo...

Yo también pienso como tú en cuanto a que los comunistas entorpecieron la amrcha del ejército republicano con su autoritarismo.
Lo de la militarización no puede saberse a ciencia cierta si fue un avance o un atraso. Los anarquistas siguieron teniendo el poder tras la disolución de las milicias y actuaron según les vino en gana ya que eran los que mandaban.
Con respecto a Durruti, su muerte parecía anunciada. Era una columna que no estaba acostumbrada a luchar en frentes como el de Madrid por lo que su fracaso era evidente. Buenaventura se comportaba como un luchador más, así que tenía tantas papeletas de caer como cualquiera.
Sus extraña muerte sólo hace que engrandecer un mito de esta Guerra Civil.

Un saludo eclesiastes!

Pablo D. dijo...

Yo también he tenido unos cuantos familiares que han muerto en la Guerra Civil.

Es un hecho dramático, que esperemos que no vuelva a ocurrir...

Un saludo S.!

Nikkita dijo...

Una arenga a las tropas que necesitaban. Expertos militares o no, estaban envueltos en una guerra, y supongo que nadie estaba libre de desmotivarse, o estar tentado a desertar.
Que pases feliz Semana Santa Pablo. Besos.

Pablo D. dijo...

No hay que olvidar que era una Guerra Civil, una lucha entre hermanos. Por lo que es más cruenta aún, si cabe...

Que a un labrador le entre miedo en medio de un bombardeo y tenga la tentación de desertar es totalmente legítimo.

Feliz Semana Santa para tí también, Nikkita.

Un saludo!

Juan Carlos dijo...

grande, muy grande..

Related Posts with Thumbnails