lunes, 29 de marzo de 2010

Las Cigarreras


Las chinches. Este era el sobrenombre con el que el movimiento obrero masculino mentaba, de manera despectiva, a las operarias textiles. En particular a las cigarreras.

Con ellas se puede decir que nace la lucha obrera femenina en este país. Aparecerán a finales del S. XIX y principios del S.XX y serán el referente de muchas de las mujeres que llegaron a ser líderes del movimiento feminista español.


Sus comienzos serán muy duros ya que la batalla más cruenta que librarán no será con los patronos, que las oprimen, sino contra sus propios compareños. Éstos eran reacios a considerarlas como iguales por lo que hacían caso omiso a sus reivindicaciones, se mofaban de ellas e incluso llegaban a sabotear sus protestas...

Pero, poco a poco, sin perder la esperanza, el gremio de las cigarreras fue imponiendo su ley y haciéndose más famoso en el panorama nacional. Así podemos ver como serán las primeras en casarse por lo civil, en organizar grandes huelgas en respuesta a sus pésimas condiciones de vida o en organizar las primeras organizaciones de socorro mutuo.

Sin duda, una de sus demandas más solicitadas será la de obtener un permiso de maternidad tras dar a luz. Nunca lo llegarían a conseguir, así que optaron, como manera de protesta (y para cuidar de sus hijos), por llevárselos al trabajo tras el alumbramiento y poder darles de mamar. Tras muchas negociaciones con la patronal lograron arrancarles salas de lactancia, guardería y escuelas dentro de los propios talleres.

Las cigarreras catalanas y valencianas serán todo un referente para grandes mujeres como Ágeles López de Ayala, Amalia Domínguez Soler, Soledad Gustavo y muchas más...


Aquí os dejo un documental, realizado por Comisiones Obreras, sobre el oficio de cigarreras en Madrid.

(Si no lo ves, pincha aquí).


14 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Que barbaridad, "las chinches". Encima de las duras condiciones, psicologicamente no les iba mejor, y recibian insultos de quienes hubieran debido ser compañeros y ofrecerles apoyo.

Feliz comienzo de semana, monsieur

Bisous

S. dijo...

Jo,pues yo esto no lo sabía

Mila dijo...

Hola Pablo,
Otra sombra que empieza a iluminarse.
Estupendo documento.
Un saludo, Mila.

Pablo D. dijo...

Como siempre, cualquier iniciativa que nacía de las mujeres tenía unos comienzos durísimos. Incluyendo, en la mayoría de las ocasiones, la reprobación por parte de los hombres...

Buen comienzo para tí también, Madame.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

La historia de las mujeres es muy escasa ya que, como se dice siempre, la historia fue escrita por los hombres.

Un saludo S.!

Pablo D. dijo...

Ya era hora de que se iluminase esta parte se la historia.

Van saliendo a la luz mujeres tan valientes, o más, que los hombres.

Un saludo Mila!

Nikkita dijo...

Qué difícil lo tenían solo por el hecho de ser mujeres. No sabía que habían sido las primeras en casarse por lo civil.
Otra entrada super interesante Pablo :).
Besos.

Pablo D. dijo...

Yo también lo desconocía, Nikkita. Me pareció un dato muy curioso, sobre todo por la época de la que estamos hablando (finales del S.XIX y principios del S.XX).

Gracias por el interés.

Un saludo!

MANUEL IGLESIAS dijo...

Cada vez que alguien,( en este caso Vd.) recuerda lo que costó ir consiguiendo los derechos, normales, de trabajador o trabajadora y con la facilidad que se están perdiendo hoy día, me emociono y me indigno. Esos horarios, esas condiciones, esos abusos.... gracias. Un saludo

Pablo D. dijo...

Tienes mucha razón, Manuel. Hoy en día se están perdiendo muchos de los beneficios laborales por las que tanto lucharon trabajadores y trabajadoras. ¡Si muchos de ellos levantasen la cabeza!...

Es una pena.

Un saludo!

Annick dijo...

Habían optenido mucho mas de lo que hay hoy , como por ejemplo guarderías en su lugar de trabajo .Muy digno, las luchas de estas ¨señoras ¨.

Saludos desde Málaga.

Las Reinas Del Garito dijo...

Interesante entrada. E interesante reflexión, obreros que atacan a otros sólo por ser de diferente sexo. Mucho han luchado los que nos precedieron para conseguir lo que ahora consideramos básico.

Ahora nuestra labor es conservarlo, que no va a ser tarea fácil en la coyuntura que vivimos.

Saludos.

Pablo D. dijo...

Pues sí, Annick. Parece que tenían más ventajas de las que hoy se dan...

Unas grandísimas luchadoras, sin duda alguna.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Tarea muy difícil, Reinas. Porque se está tendiendo a olvidar lo luchado por nuestros antepasados y dejar que nos pisen, cada día más...

Un saludo!

Related Posts with Thumbnails