jueves, 1 de abril de 2010

Carta del Presidente del Patronato Nacional de Presos y Penados (1945)



Carta del conde del Conde de Marsal (Tomás Uoada) al diario inglés "The Times" quejándose de la campaña de desprestigio en contra del régimen jurisdiccional y carcelario español. Fue publicada el 5 de Octubre de 1945.

"Muy Sr. mío: Al visitar ahora Inglaterra he podido observar que existe una campaña de falsedades sobre la administración de las Justicia en España. Como Presidente del Patronato Nacional de Presos y Penados estoy muy al corriente de todo cuanto concierne al régimen penitenciario español, y encuentro que las noticias e informaciones publicadas hasta ahora desfiguran completamente la verdad de los hechos.
El número actual de los presos es inferior a veintitrés mil. La población penal inmediatamente después de terminada la Guerra Civil fue de unos doscientos cincuenta mil, y se componía de aquellos que habían sido convictos de crímenes punibles por las leyes de toda nación civilizada. Personalmente he examinado muchas sentencias, sin haber encontrado una sola basada en motivo político.
El procedimiento implantado en España para resolver este problema sí representa una innovación, por cuanto se permite al recluso redimir la condena mediante su trabajo profesional, bien lo efectúe dentro o fuera de la prisión. Por cada día de trabajo se redime un día de pena; el trabajo es, además, remunerado según la tarifa ordinaria y lleva anejos los seguros sociales correspondientes. Por otra parte, los presos que, además de su trabajo, asisten a escuelas profesionales, escuelas de artes y oficios o formen parte de grupos musicales, deportivos, etc., pueden redimir también hasta tres días de condena por cada día de ocupación. La mayoría de los sentenciados gozan de libertad provisional, viviendo con sus familias, y todos ellos, incluso los que residen en establecimientos penales, pueden libremente llegar hasta mí. Pueden comunicarme cualquier agravio o necesidad, sin que la carta sea censurada por las autoridades de la cárcel.
Aunque el Gobierno atiende las necesidades de la población penal y les ayuda a redimir sus penas mediante el trabajo, ocupándose de su regeneración, es mi deber, por razón de mi cargo, intervenir generosamente en cuanto materialmente pueda afectarles. No soy político, y los presos y penados saben muy bien que no tengo interés ni deseo sacar ventaja de sus divergencias políticas pasadas o presentes. Las doscientas cartas que recibo diariamente conciernen en su mayoría a las familias de los delicuentes. El hijo mayor de un detenido, por ejemplo, termina sus estudios en una escuela técnica y no puede costear los derechos de examen. El padre se dirige al Patronato. Los derechos de examen son pagados, y si el padre los devuelve más tarde, son ingresados en una cuenta de ahorro a nombre del padre.
El Patronato atiende a una gran familia de cerca de un millón quinientas mil personas, entre presos, penados y familias, y nuestro esfuerzo es el de ayudarlos en todas sus necesidades. La prueba del éxito de este sistema, único en el mundo, se encuentra en el hecho de que de doscientos mil o más condenados que gozan de la libertad condicional o definitiva, en cuarenta años y dos casos solamente ha tenido que revocarse por mala conducta el beneficio de su libertad.
Su seguro servidor, Conde de Marsal, Presidente del Patronato Nacional de Presos y Penados -Saboy Hotel.-Londres."


Pinchando aquí se puede ver el periódico "La Vanguardia" del día 9 de octubre de 1945 donde se da cuenta del envío, por parte del Conde Marsal, de la carta de malestar al diario "The Times".

10 comentarios:

Cayetano dijo...

No, si ahora va a resultar que Franco y sus ministros eran de una ONG y que los presos que construyeron el Valle de los Caídos estaban bajo contrato, con vacaciones pagadas.
Un saludo.

Madame Minuet dijo...

Quiere decir que llegó a haber un cuarto de millon de personas presas? Teniendo en cuenta la poblacion de entonces, con tantos muertos en la guerra, y descontando a los que eran demasiado niños para ir a la carcel, el porcentaje de presos era espeluznante.
Y es que claro, si esos son datos reconocidos por el regimen, vaya usted a saber cuales llegaron a ser las cifras verdaderas al terminar la guerra.

Feliz dia, monsieur

Bisous

Mila dijo...

Vamos que los presos tenían que besar el suelo por donde pisaban sus carceleros.
Y no había presos políticos, no, eran presos comunes, o sea, que España estaba apañada.
Hace falta tener poca vergüenza y cara dura para decir tal sarta de mentiras, aunque claro, la imagen había que mantenerla impoluta en el exterior, aunque estuviera descomponiéndose dentro.
En fin, vivir para leer.
Un saludo! Mila.

Pablo D. dijo...

Y no solo eso, Cayetano. Sino que se ayudaba a sus familias a que pudieran labrase un futuro mejor...

Si eran unos cachos de pan...jajajaja.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Fue una lucha de media España frente a la otra media, madame.

Suena duro, pero entre las víctimas de la guerra y los represaliados el número se eleva increíblemente...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Yo no encontré ningún caso de algún preso que le hayan tratado tan bien. Si lo hiciese, le pasaría un cupón por la joroba o algo, porque tiene que ser el hombre con más suerte del mundo...jajajaja.

Un saludo Mila!

Las Reinas Del Garito dijo...

Sólo podemos decir parafrasear a alguno de esos abueletes a los que tanto les gusta decir "¡Eso con Franco no pasaba!". Nunca mejor dicho.

Pablo D. dijo...

No pasaron tantas cosas, Reinas.

Ni fusilamientos, ni represión, ni delaciones sin sentido, ni las posiciones fascistas, ni... Todas estas cosas, y más, no pasaron nunca.

Un saludo!

NORMA SANTOS dijo...

¿tan bien estaban tratados los presos? La carta parece un panfleto publicitario que diga; venga a nuestras prisones, comida y bebida gratis"...ja, ja, ja. Buena entrada amigo y gracias por pasarse por mi blog...
Bona nit...(buenas Noches en catalán) Un abrazo

Nikkita dijo...

Pablo, más bien parece que es el representante del patronato de turismo hablando de las maravillas de los hotelitos españoles... y los ingleses, claaaro, supongo que se lo creerían a pies juntillas...
Besos.

P.d.: si encuentras ese preso avísame que yo también le paso la loteria.

Related Posts with Thumbnails