viernes, 23 de abril de 2010

Día de San Jordi: Día Internacional del Libro



Hoy celebramos el día de San Jordi, el Día Internacional del Libro. Una festividad de la que muchos de nosotros nos sentimos parte importante ya que somos ávidos consumidores de literatura.

Para conmemorar este día, os dejo una página del libro que estoy leyendo actualmente: "Un yanqui en la corte del Rey Arturo" de Mark Twain. También me gustaría que vosotros participaseis dejando un fragmento, una frase o una recomendación sobre algún libro que estéis leyendo ahora, que vayáis a leer o que os marcase tanto como para que queráis recomendarlo a los demás.

"(...) Pero volvamos a mi anómala situación en el reino del rey Arturo. Aquí me encontraba, gigante entre pigmeos, hombre entre niños, inteligencia maestra entre topos intelectuales, según todas las medidas racionales el único hombre realmente grande en todo el mundo británico; y sin embargo, allí y en aquel momento, exactamente como en la remota Inglaterra de mi nacimiento, el conde de cerebro de oveja que podía reclamar una larga ascendencia hasta la amante de un rey, adquirida de segunda mano en los arrabales de Londres, era un hombre mejor que yo. Semejante personaje era adulado en la corte de Arturo y reverentemente contemplado por todos, incluso aunque su carácter fuese tan despreciable como su inteligencia y su moral tan vil como su linaje. Había veces en que podía sentarse en presencia del rey, pero yo no. Hubiera podido conseguir un título con bastante facilidad y eso me habría hecho avanzar mucho a los ojos de todos, incluso a los del rey que era quien los daba. Pero no lo pedí y lo decliné cuando me lo ofrecieron. De acuerdo con mis ideas no habría podido disfrutar de tal cosa, y de todas formas no habría estado bien, porque hasta donde yo podía llegar en el tiempo, a mi tribu siempre le habían faltado las barras en el lado izquierdo del escudo. No podría haberme sentido real y satisfactoriamente de acuerdo, orgulloso y elevado con ningún título que no viniese de la propia nación, la única fuente legítima, y ése era el que esperaba ganar, y en el curso de años de esfuerzo honesto y honorable lo gané y llevé con orgullo alto y limpio. Este título brotó un día por casualidad de los labios de un herrero de un pueblo. Se recogió como pensamiento feliz y fue de boca en boca con una carcajada y un voto afirmativo. En diez días corrió por todo el reino y se convirtió en algo tan familiar como el nombre del rey. Nunca me conocieron después por otro apelativo, ya fuese en las conversaciones del pueblo o en los graves debates sobre asuntos de estado en el consejo del soberano. Este título traducido a la lengua moderna sería: el Jefe. Elegido por la nación. Eso me servía y era un título muy elevado. Había muy pocos "él" y yo era uno de ellos. Si se hablaba del duque, del conde o del obispo, ¿cómo se podría decir a quien se refería uno? Pero si se decía: el rey, la reina o el Jefe, era diferente.

Bueno, el rey me agradaba, y en cuanto rey le respetaba, respetaba el cargo; al menos lo respetaba tanto como era capaz de respetar cualquier supremacía no ganada; pero en cuanto hombre los desdeñaba a él y a sus nobles, en privado. Y yo les gustaba, a él y a ellos, y respetaban mi cargo, pero en cuanto a animal sin título de nacimiento o fingido, me desdeñaban y no lo hacían muy en privado. Yo no cobraba por mi opinión acerca de ellos y ellos no cobraban por su opinión acerca de mí; la cuenta estaba justa, los libros saldados, todo el mundo satisfecho. (...)"


¡ Feliz día de San Jordi!

29 comentarios:

Xibeliuss dijo...

¡Siempre lúcido Mark Twain!
Aquí va la mía: "Lo maté porque no pude acordarme de cómo se llamaba. Usted no ha sido nunca subjefe de Ceremonial, en funciones de Jefe. Y el Presidente a mi lado, y aquel tipo, en la fila, avanzando, avanzando..."
Max Aub - Crímenes ejemplares.

Saludos

Cayetano dijo...

Feliz día. Entre el libro y la rosa, siempre el libro porque no se marchita. Pues ya que hablamos de flores, recomiendo por ejemplo "El nombre de la rosa".
Un saludo.

Cayetano dijo...

Y añado: esa novela es un libro que también habla de libros. ¡Ojo con mojar el dedo para pasar página!

Mercedes dijo...

Feliz día de san Jordi, amigo. Bien elegido el texto.
Aquí te dejo las primeras líneas de mi último libro publicado. Lo siento, me has dado la oportunidad...
JOSUÉ
Me llamo Josué, hijo de Aarón y Sara, los seres más honrados que he
conocido jamás. Nací en Londres, el 14 de septiembre de 1912, en la
vivienda que se encontraba justo encima de la sombrerería propiedad
de mis abuelos maternos.
Mis padres eran judíos; mi padre alemán, de origen asquenazí, y mi
madre inglesa, de origen sefardí.
A los veintidós años mi madre quedó embarazada de mí. Mi padre
sólo tenía diecisiete cuando nací; trabajaba de chico de los recados en la
sombrerería.
Se casaron a pesar de mi abuelo, ya que él tenía unos planes muy
distintos para su hija, educada en un ambiente burgués y exquisito.
Un abrazo.

NORMA SANTOS dijo...

Hola, amigo, aqui estamos en Lleida con las rosas y los libros...es nuestro día.
Un beso y feliz Sant Jordi.

Anónimo dijo...

Mi libro favorito, denso pero lleno de pasión y fuerza...

Pero qué diferentes de los que él había imaginado eran los sentimientos que le inspiraba aquel pequeño ser! En lugar de la alegría prevista, Lievin no experimentaba más que una angustiosa piedad. De allí en adelante habría en su vida un nuevo punto vulnerable. Y el temor de ver sufrir a aquella pequeña criatura indefensa, le impidió notar el movimiento de necio orgullo que se le había escapado al oírla estornudar! (...)

Entonces Lievin comprendió claramente, por primera vez, lo que no había podido captar bien después de la bendición nupcial: que el límite que les separaba era intangible, y que nunca podría saber dónde comenzaba y dónde terminaba su propia personalidad. Aquella riña le produjo un doloroso sentimiento de escisión interior. A punto de ofuscarse, comprendió enseguida que Kiti no podía ofenderle de ninguna manera, desde el momento que ella formaba parte de su propio yo.

Anna Karenina

Nikkita dijo...

Hola Pablo!, Feliz Día. Te dejo una frase apropiada para el día de "La sombra del viento": Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro.
Buen fin de semana. Besos.

S. dijo...

Felizzz diaaaaaaa

CarmenBéjar dijo...

Aquí te dejo un fragmento de uno de mis libros favoritos, La Regenta de Clarín:

"La Regenta dormía en una vulgarisima cama de matrimonio dorada, con pabellón blanco.Sobre la alfombra, a los pies del lecho, había una
piel de tigre, autentica. No había más imágenes santas que un crucifijo de marfil colgado sobre la cabecera;inclinándose hacia el lecho parecía mirar a través del tul de pabellón blanco.

Ana corrió con mucho cuidado las colgaduras granate, como si alguien pudiera velar desde el tocador.Dejó caer con negligencia su bata azul con encajes crema, y apareció blanca toda.Después de abandonar toas las prendas que no habían de acompañarla en el lecho ,quedó sobre la piel de tigre, hundiendo los pies desnudas,pequeños y rollizos en la espesura de las manchas pardas.Un brazo desnudo se apoyaba en la cabeza algo inclinada, y el otro pendía a lo largo del cuerpo, siguiendo la cura graciosa de la robusta cadera.Parecía una impúdica modelo olvidadda de sí misma en una postura académica impuesta por el artista.Jamás el arcipreste , ni el confesor alguno había prohibido a la Regenta esta voluptuosidad de distender a sus solas los estumecidos miembros y sentir el contacto del aire fresco por todo el cuerpo a la hora de acostarse. Nunca había creído ella que tal abandono fuese materia de confesión."

Un saludo

La Dame Masquée dijo...

Me encanta su eleccion, monsieur, y precisamente ando yo en el mundo de la caballeria, porque ayer me puse a releer Yvain, de Chretien de Troyes.
Me fascinan sus obras.

Feliz dia del libro!

Bisous

ROSALIANM dijo...

Escoger un libro es difícil, más cuando eres una ávida lectora.
Feliz día del libro y de Sant Jordi.
Que te lluevan muchas cosas buenas.
Un abrazo

Pablo D. dijo...

No conozco el libro que nos muestras, Xibeliuss. Así que me lo apunto.

Esto es lo bueno, que siempre te recomiendan grandes libros que desconoces totalmente.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

"El nombre de la rosa" un grandísimo libro, Cayetano.

Creo que tendría que ser un fijo en las lecturas obligatorias de los escolares.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Gracias por aportarnos un fragmento de tu libro, Mercedes.

¿Cuál es el título? Me ha interesado mucho y me gustaría buscarlo para leerlo.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Espero que lo el día sea muy bueno para vosotras, Norma.

Seguro que Rosalianm está disfrutando como una niña de la festividad.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Precioso fragmento de "Ana Karenina".

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Una gran frase de un gran libro, Nikkita.

¡Qué razón tiene! Los libros son el espejo del alma...

Buen finde!

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Feliz día, S. Espero que sea tan especial para todos vosotros como lo es para mí.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Como asturiano que soy, me encanta que hayas elegido este fragmento, Carmen.

¡Gran escritor este Clarín!

Un saludo!

Pablo D. dijo...

No conozco al autor, ni sus obras, Madame. Pero me lo apunto porque a mí también me fascinas las obras de caballería.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Te comprendo perfectamente Rosalianm. Comparto tu pasión por los libros y me es muy difícil comentar cual sería mi favorito.

¡Lo que me encanta es recomendar lecturas!

Espero que estés disfrutando de tu día.

Un saludo!

Dissortat dijo...

Siempre hay un buen motivo para leer. Sea lo que sea.
Un abrazo.
Jordi (me siento felicitado ya con tu paso por mi bosque) jajaja

Carolina dijo...

Sant Jordi, libros y rosas, creo que el 23 de abril se celebra el dia mundial del Libro en recuerdo de Shakespeare y Cervantes.
Aqui, en Buenos Aires, como cada año, ya empezo la Feria Internacional del Libro.
Una rosa en recuerdo de este legendario caballero!

Pablo D. dijo...

Felicidades, Jordi!jajajaja

Un gran día para celebrarlo.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

He oído hablar mucho de la Feria Internacional de Buenos Aires, tiene que ser todo un privilegio poder acudir a ella.

Si vas, disfrutala mucho por nosotros, Carolina.

Un saludo!

Las Reinas Del Garito dijo...

Como decía aquél clásico romano del que ahora no recuerdo el nombre, no es necesario tener muchos libros sino tenerlos buenos.

Mi sugerencia, un libro del que estoy simplemente enamorada: "El Profeta" de Jalil Gibran.

Saludos.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches...

Paso aunque tarde, a darte un besote de feliz día del libro.. Bellos sueños

Tani dijo...

MI QUERIDO PABLO, UNA EXCELENTE INCIATIVA. TE DEJO UN FRAGMENTO DE "LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER" DE MILÁN KUNDERA. YA LO HE LEIDO Y ES UN LIBRO QUE HA MARCADO MI VIDA, POR ALGO MI BLOG SE LLAMA COMO ESTA OBRA... UN BESO

"¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?
La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida.

Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.

Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el
aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.

Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?"

Trecce dijo...

Buena elección la tuya, Pablo, un gran libro de aventuras, algo en lo que Twain, sin duda, es maestro.

Related Posts with Thumbnails