lunes, 19 de abril de 2010

Los Mártires de Turón



Hace un tiempo os presenté el caso de Los 9 de Baredo, nueve marineros anarquistas que fueron fusilados por la venganza de los falangistas. Hoy quiero cambiar de bando para hablaros de los Mártires de Turón.
En una Asturias revolucionaria como era la del año 34, diez religiosos, nueve Hermanos de La Salle y un sacerdote pasionista, fueron asesinados en una pequeña localidad llamada Turón.

El comité revolucionario que se había formado para la ocasión tomó a la iglesia como una enemiga más de las libertades que el pueblo debería de tener. Por ello, fueron perseguidos, encarcelados y, en muchos casos, fusilados. Muchos sacerdotes, con miedo a seguir los pasos de sus compañeros ya muertos, decidieron huir de Asturias de cualquier manera posible. Otros, escudados en la fe, se quedaron para seguir predicando la palabra de dios.

Como podéis imaginar, nuestros diez protagonistas se quedaron y el día 5 son arrestados por un grupo de milicianos. Serán encerrados en la Casa del Pueblo turonera a la espera de juicio. Tras un duro debate entre el jurado popular que se había constituido para la ocasión, se les juzgó como un elemento peligroso para el pueblo por su elevada influencia ya que la mayoría de las familias llevaban a sus hijos al Colegio La Salle, donde los religiosos impartían clases. No tenían escapatoria, la condena era el paredón.

Su muerte llegaría unos días después de conocer el veredicto, el día 9. A la una de la madrugada se les despertará y, con el pretexto de llevarlos al frente como parapetos para los soldados que estaban en primera fila, serán conducidos hasta el cementerio del pueblo. Allí, frente a una zanja realizada para sus cadáveres, dos descargas de fusil les quitarán la vida.

Calificados como mártires por la Iglesia Católica,en 1990 el Papa Juan Pablo II los beatificará y , en 1999, los canonizará. También se les dispondrá de un día donde serán honrados y recordados: el 9 de octubre.

28 comentarios:

Tani dijo...

Pablo, nos dejas un post interesante y muy ilustrativo. Yo soy mexicana y no tenía ni idea de lo que nos narras aquí. Considero que es un acierto retomar episodios específicos de la historia para difundir.
Un beso y buen día

Cayetano dijo...

Sólamente nos creeran los jóvenes de hoy si hacemos un ejercicio sincero de objetividad histórica como el que tú acabas de realizar.
Hay que repartir caña a todo el mundo cuando se lo merezca. Y si alguien hizo el animal, denunciarlo. Sólo así tendremos credibilidad cuando acusemos al bando vencedor de la guerra de crímenes contra la humanidad y venganzas personales cuando terminó el conflicto.
Tener memoria histórico es reconocer los errores de todos.
Un saludo.

Xibeliuss dijo...

Enhorabuena, Pablo. Cayetano se me ha adelantado en el sentido del comentario, así que sólo me queda suscribir sus palabras.
Saludos

S. dijo...

Antes no se andaban con rodeos.
Es importante conocer estas cosas para que gente como yo,que no las vivieron,puedan conocerlas.Conocer el pasado es mejorar el futuro.
Un besazo

Trecce dijo...

Enhorabuena Pablo, me sumo a quienes, con razón, alaban tu objetividad. Sin duda el mejor modo para que lo que uno dice cobre cierto valor, es huír de sectarismos.

Nikkita dijo...

Pablo, felicidades por esta entrada. Cayetano ha sido el primero, pero como Xibelius, suscribo sus palabras 100%. La memoria es para todos, y solo siendo objetivo con todos los bandos se puede reivindicar. En una guerra nadie se libra.
Besos.

Mercedes dijo...

Ha sido muy grato, teniendo en cuenta los tiempos tan subjetivos y relativos que vivimos, encontrar un blog como el tuyo, en el que denuncias sin partidismos. Resulta tan difícil encontrar hoy día a alguien que investigue y piense por sí mismo, teniendo en cuenta lo rentable que resulta adherirse a cualquier grupo con fuerza para obtener protección. No olvidemos que la guerra siempre quieren ganarla a toda costa las dos partes, lo que ocurre es que la victoria es sólo para una.
Un lujo venir aquí a leer y aprender.
Gracias.

hoka hey dijo...

Enhora buena por tu blog. Pienso que para comprender lo que sucede hoy día a nuestro alrededor tenemos que recurrir a acontecimientos que pasaron hace "unos añitos", la pena es que la historia que muchas veces se difunde, está minada de intereses políticos y económicos que censuran esas partes no convenientes. Con tus artículos estás haciendo una buena labor al desenterrar algunos de esos episodios poscritos para que los conozca más gente.

UN ABRAZO LIBERTARIO.
y que sin embargo han influido mucho

Javier dijo...

Hubo mártires y asesinos en ambos lados.
Estas historias me produce un doble sentimiento contradictorio: intentar olvidar y recordar para no volver a repetirse.

Mila dijo...

La objetividad es la mejor aliada de la memoria histórica y tú nos lo acabas de recordar.
Un saludo!

El Chouan Ibérico dijo...

Si todas las guerras con crueles, las guerras civiles son doblemente crueles como demuestra el caso que comenta o que comentó anteriormente refiriéndose a unos anarquistas fusilados por falangistas.

No obstante esos hechos ya forman parte de la historia y solo han de ser objeto de estudio histórico y de común conocimiento para que no vuelvan a ocurrir.

En mi opinión la Guerra Civil debe ser superada y mirar todos hacia adelante perdonándonos reciprocamente, pues acabada la guerra se acaban los enemigos y solo quedan viejo y querido adversarios.

Salud y Amistad

CarmenBéjar dijo...

Se dieron tantos de estos casos por todo el territorio español... Me parece excelente que nos narres alguno de ellos tanto de un bando como de otro, porque la guerra incivil fue mala para todos (una guerra nunca es buena, aunque los vencedores digan lo contrario).

Un saludo

Pablo D. dijo...

Tienes razón, Tani. Hay que retomar ciertos aspectos de la historia para educar a las generaciones del futuro.

Viva México!

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Como hablabamos el otro día, en aquella época no existía la neutralidad por lo que todo el mundo, sin excepción, tiene las manos manchadas de sangre.

Pienso, que la verdadera democracia llegará cuando se puedan tratar estos temas de manera plurar y objetiva, independientemente del color de tu partido...

Gracias por el cumplido, Cayetano. me alegra mucho viniendo de tí.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Gracias, Xibeliuss. Te digo lo mismo que a Cayetano, viniendo los eligios de vosotros son especialmente agradables.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Antes se hablaba en el idioma de las pistolas. Problema que había, violencia extrema para solucionarlo...

Muy buena frase, S. Mucha gente opina que estudiar el pasado no vale para nada, pero están totalmente equivocados. Una sociedad no es nada sin su historia...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Los extremismos son muy malos, Trecce.
Vivimos en una sociedad en la que la polémica vende mucho y esto no debería de ser así. Esperemos que vaya cambiando la cosa por el bien de la humanidad.

¡Muchas gracias por la enhorabuena!

Un saludo!

Pablo D. dijo...

En una guerra todos son criminales y asesinos. da pena decirlo así, pero no existe otra definición...

Te digo lo mismo que a Cayetano y a Xibeliuss. me alegra mucho recibir elogios de personas como vosotros.

Un saludo, Nikkita!

Katy dijo...

Hola Pablo, gracia por pasarte por Ciudadana. Me he asomado a tu blog y la imparcialidad que he visto en post me ha gustado. Los hombres cometemos injusticias y barbaridades sin disticiones de raza, color o credo. Vencedores y vencidos unos y otros pierden el juicio y la razón que nos distingue como seres humanos.
Un saludo

Pablo D. dijo...

El sensacionalismo vende. Por eso personajes como Pío Moa o César Vidal hacen su agosto posicionándose en posturas totalmente radicales que no buscan la verdad histórica, sino el mayor número de ediciones impresas de sus libros.

Un saludo, Mercedes!

Pablo D. dijo...

La historia, lamentablemente, la escriben los vencedores. Así que en cada momento el que está en el poder modifica los acontecimientos a su antojo.

Por suerte la tradición oral, todavía quedan muchas memorias lúcidas en este país, nos ayuda a conocer el otro lado de las versiones oficiales.

Un saludo, Hoka Hey!

Pablo D. dijo...

Tienen que recordarse para que nunca se puedan repetir.

Pienso que sería negativo para la sociedad el que se olvidaran los acontecimientos. No digo que se tengan que tener presentes las 24 horas del día, pero si que estén ahí como una advertencia de que los malos tiempos pueden volver a llegar si no se hacen las cosas bien.

Un saludo, Javier!

Pablo D. dijo...

Claro que sí, Mila. Para mí el mejor investigador no es el que más descubre, sino el que sabe separar sus ideales y contar la historia como fue.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Yo creo, Chouán, que la Guerra Civil tiene que superarse, sí. Pero tiene que hacerse cuando todos los crímenes hayan salido a la luz, cuando a todos los represaliados, asesinados, etc...(de uno y otro bando) se les restituya su honor.

Dejemos que esto sea así y conseguiremos una sociedad más plural y democrática que mirará al futuro unida.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Tienes razón, Carmen. Una guerra nunca es buena, aunque los vencedores la den como tal...

Hay tantos casos ocultos, tantos asesiantos que no se conocen que es necesaria una investigación a fondo para que todo salga a la luz. Para que la herida se cure de una vez por todas...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

La violencia hace que el ser humano vuelva a su estado primitivo.

Por eso es necesario recordar estas barbaridades, para que no se vuelvan a repetir jamás...

Gracias por pasarte por aquí, Katy.

Un saludo!

FRAN dijo...

Me sumo a todos los comentarios anteriores con respecto al tratamiento con objetividad de la Historia, es la única forma de aprender, porque errores y barbaridades las cometieron en todos lados y el asesinato sera siempre siendo asesinato independientemente del color del ejecutor.
Gracias por traernos a la memoria estos episodios de nuestro pasado común que nunca deberían caer en el olvido.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Poco objetiva es esta información.
No hablas de las torturas a las que fueron sometidos. ¿por que no las mencionas?
Hablas de comité revolucionario, juzgados, condenados.... ¡venga ya!
Mi bisabuelo fué secretario de la casa del Pueblo. Dejó el PSOE por que consideraba que era un partido de sadicos, acomplejados analfabetos y señoritos arruinados. Un partido que estaba en contra de la Libertad. Por que el mayor enemigo de la Libertad es el Marxismo.
Mi bisabuelo pagó con su vida y la de mi tio (de 15 años) el intentar salvar la vida de los sacerdotes y monjas de su pueblo.
Casos como esto y más hizo que una nación se alzase contra el gobierno golpista del Frente Popular.

Related Posts with Thumbnails