miércoles, 26 de mayo de 2010

Biografía: Fernando Tárrida del Mármol



Fernando Tárrida del Mármol nace en La Habana en el año 1861. Su familia, emigrantes españoles de muy alto poder adquisitivo, pronto retornan a la Península para instalarse en Sitges y establecer su fábrica de calzado.

Su niñez y adolescencia transcurren de colegio en colegio hasta que, con 19 años, comienza los estudios de ingeniería en la Universidad de Barcelona. Allí empezará a destacar por sus ideales avanzados, ya que sus primeros escarceos con la política serán desde el lado de los republicanos federales. Tras conocer a Anselmo Lorenzo, uno de los grandes teóricos libertarios de la época, dejará las ideas republicanas apartadas para entregarse de lleno al anarquismo, lo que le generará numerosos conflictos con su familia con la que terminará por romper su relación.

Al finalizar sus estudios en Barcelona decide trasladarse a Francia para ingresar en la Escuela Politécnica de París. En este exilio voluntario será donde nos encontremos con un Fernando que comienza a fomentar su espíritu participativo tomando parte en los congresos y reuniones anarquistas en las que será el representante de los numerosos grupos españoles existentes en la ciudad. Gracias a su carácter extrovertido y a sus grandes dotes como orador se ganará una notable fama entre los círculos libertarios parisinos, que le reportarán la amistad de las principales figuras del movimiento anarquista internacional como Errico Malatesta o Piotr Kropotkin.

De vuelta a España, y ya con ese grado de fama adquirido en el extranjero, comenzará una actividad propagandística muy importante en favor del anarquismo. Sus incisivos artículos denunciando los abusos de las clases dominantes le harán ganarse la enemistad de los gobernantes estatales, que no dudarán en encarcelar a Tárrida del Mármol de manera sistemática. Será acusado de la autoría del atentado de Cambios Nuevos, por el que volverá a ingresar en el presidio de Montjuic del que saldrá gracias a la creación de falsa coartada.

De nuevo en libertad vuelve a huir a París. En la capital francesa denunciará de manera sistemática y, en ocasiones, muy violenta las atrocidades cometidas por las autoridades y el gobierno español en la cárcel de Montjuic. Todas ellas serán recogidas más tarde en un libro llamado Los inquisidores españoles.

El clima de protesta e inestabilidad que generarán sus reivindicaciones le convertirán en un personaje molesto para los gobiernos europeos, siendo expulsado de Francia, Bruselas, Lieja o Amberes. Finalmente se trasladará a Londres de donde sólo saldrá en contadas ocasiones para volver a su pueblo, Sitges.

Desde Inglaterra trabajará como corresponsal en diferentes periódicos europeos, como Heraldo de Madrid, La Dèpeche de Toulouse o L´Intransigeant de París. A parte, colaborará con el Daily Mail londinense, del que le ofrecerán su dirección. Tárrida del Mármol no la aceptará alegando "que un anarquista no puede nunca moverse de un segundo plano, cuando no sea para una acción revolucionaria".

Aquí, en Londres, coincidirá con sus viejos compañeros Malatesta, Kropotkin y Federico Urales (Juan Montseny) con los que recordará sus años de juventud y activismo en el exilio parisino.

Finalmente, tras unos años de intensa actividad en favor de la propagación del anarquismo por toda Inglaterra, morirá en su casa de Londres en 1915 rodeado de sus amigos y fieles compañeros del ideal revolucionario.

31 comentarios:

Dissortat dijo...

"que un anarquista no puede nunca moverse de un segundo plano, cuando no sea para una acción revolucionaria".

Esta es una frase memorable y muy propia de un anarquista activista como este. Interesante biografía.

Salud!

Cayetano dijo...

Los anarquistas resultaban ser personajes molestos, moscas "cojoneras", para mucha gente, no sólo para los que controlaban la economía y el poder, también para la competencia de ideologías renovadoras o revolucionarias.
Un saludo.

CarmenBéjar dijo...

En Béjar también hubo anarquistas, por ejemplo uno de los más sonados de Castilla, natural de aquí, Aniano Gómez. Dicen que era uno d elos cabecillas principales de las huelgas que sacudían cada dos por tres las fábricas textiles bejaranas, cortando casi al cien por cien la actividad durante días e incluso meses.

Un saludo

S. dijo...

La anarquía siempre ha sido una utopía...eso me han dicho siempre.
Interesante historia la que nos has traido.
(Por cierto,te juro que mis historias son verdaderas)
Un besillo

Nikkita dijo...

Hola Pablo, una biografía muy interesante, no conocía al personaje.
Otro incordio más desde el momento en el que empieza a hacer denuncias públicas...
Un beso.

Mercedes dijo...

Siempre se aprende en esta casa, hoy Fernando Tárrida.
Gracias.

ROSALIANM dijo...

Independientemente de la historia que tan bien narras, saco una lectura más humana. Lo que influye las personas que vamos conociendo a lo largo de nuestras vidas. Este personaje tenía unos ideales, inculcados por la familia y el ambiente pero conoce a Anselmo Lorenzo y todo da un giro en su manera de ver la vida, las cosas...hasta el punto de tener que desprenderse de su familia. Muy interesante Pablo.
Un abrazo.

Pablo D. dijo...

Son tipos memorables los viejos anarquistas, Dissortat.

Tenían una integridad que hoy en día está prácticamente en extinción...

Un saludo!

Xibeliuss dijo...

Tampoco conocía yo a Fernando Tárrida. Interesante biografía de un tiempo de pioneros.
Saludos, Pablo

Pablo D. dijo...

Siempre fueron los apestados, los terroristas a los que nadie quiería tener a su lado...

Muchos de sus grandes ideas han quedado sepultadas por esta mala fama.

Un saludo, Cayetano!

Pablo D. dijo...

Un grn personaje el que nos mentas, Carmen.

Aniano Gómez fue el azote de los empresrios textiles bejaranos. Gracias a muchos como él se consigió mejorar las duras condiciones laborales de los trabajadores.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

La utopía es el futuro, S.

¡Menudas historias que encuentras!jajaja...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

En el momento que una persona incordia se le silencia de cualquier manera posible. En el caso de Tárrida del Mármol se le expulsó de todos los lugares en los que hacía la denuncia pública.

Conclusión que se puede sacar de la experiencia de este hombre: que todos los gobiernos se tapan entre ellos...

Un saludo, Nikkita!

Pablo D. dijo...

Gracias, Mercedes.

Eso es lo que se intenta, que todos los que entren puedan salir saiendo algo más, o enseñandonos datos que no conocemos.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Son gente que viven sus ideales hasta el extremo. Que ven en ellos una forma de ayudar a la sociedad sin importarles cuánto y a quién tienen que perder en el trayecto.

En este caso, era muy contradictorio que luchase por una sociedad igualitaria denunciando los abusos de las clases pudientes y consintiese que su familia, burquesa, hiciese lo mismo.

Tiene que ser duro decidir entre ideales y familia, Rosalía.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Pues sí, Xibeliuss.

Fue un buen hombre dentro de un mundo de pioneros en esto del anarquismo. Gran persona tuvo que ser para llegar a condearse con personajes tan importantes, y hoy todavía conocidos, como Malatesta o Kropotkin...

Un saludo!

almalaire dijo...

No tenía ni idea y me ha gustado mucho saber. Encuentro muy esclarecedor lo que dice de no moverse del segundo plano... parecen palabras de un hombre cabal. Gracias Pablo

Pablo D. dijo...

Creo que eran hombres muy cabales, muy concienciados con sus ideales. Increbrantables en sus convicciones...

Tendrían que ser el espejo en el que la sociedad debería de mirarse.

Un saludo, Almalaire!

Madame Minuet dijo...

Un personaje que me es desconocido, monsieur, y eso que parece que anduvo incomodando bastante a media Europa, pero no le gustaban los primeros planos.
Londres es un buen lugar para vivir. Ignoro si lo será también para morir.

Buenas noches

Bisous

NORMA SANTOS dijo...

Pablo, es un personaje interesante e idealista que lo dio todo, hoy no hay políticos así... que pena que las ideas se pierdan en comodidades en una sociedad como la nuestra que es más fácil defender algo.
Un abrazo amigo.

Las Reinas Del Garito dijo...

Interesante personaje y muy amplia su trayectoria personal.

Un saludo.

Pablo D. dijo...

Por lo que vi, su tumba no está demasiado cuidada... Casi no se veía ni su nombre en la lápida.

Una pena caer en el olvido de esta manera cuando has luchado tanto por los demás...

Un saludo, Madame!

Pablo D. dijo...

La clase política tendría que saber mucho más de historia, así nos iría muchísimo mejor...

Pero así estamos, la mediocridad es la que está al poder.

Un saludo, Norma!

Pablo D. dijo...

Su trayectoria personal y profesional fue muy amplia, sí, Reinas.

Fue un personaje muy instruido. Sabía hablar inglés, francés, alemán... también poseía unas grandes dotes oratorias y literarias. Además de poseer varias carreras universitarias.

Una persona con amplios conocimientos, sin lugar a dudas.

Un saludo!

ANRAFERA dijo...

Muy interesante tu blog. Felicitaciones. Buena exposición de ésta biografía. Saludos

Pablo D. dijo...

Muchas gracias, Anrafera.

Espero que difrutes de lo que aquí exponemos.

Un saludo!

Blanca dijo...

Es verdad que los anarquistas, viejos, no tanto y los más jovenes, que haberlos haylos también, son entrañables por sus ideales, ídeas que muchas veces se quedan en eso utopías.
¡Pero que bueno que hayan existido o existan!

Saludos

Pablo D. dijo...

Claro que sí, Blanca. Grandes personajes los anarquitas (viejos y actuales).

Siempre buscando la manera de enriquecer a la sociedad. Es digno de admirar.

Un saludo!

Ciberculturalia dijo...

Interesante personaje por lo que cuentas. Personajes sin duda solidarios y entregados.
Un beso

Pablo D. dijo...

Entregados en cuerpo y alma a sus ideas, al futuro, al progreso...

Gente extraordinaria, sin lugar a dudas.

Un saludo, Ciberculturalia!

Anónimo dijo...

Siempre se aprende en esta casa, hoy Fernando Tárrida.
Gracias.
YOU MUST NOT MISS IT!!!
acrylic jewelry

Akoya pearl beads

Akoya Pearl Bracelets

Akoya pearl brooches

Akoya pearl earrings

Related Posts with Thumbnails