miércoles, 19 de mayo de 2010

Biografía: Rosario de Acuña.



Nacida en Madrid en 1850, Rosario de Acuña y Villanueva es una de las grandes escritoras de mediados del S. XIX y principios del S. XX.

Descenderá de una familia acomodada madrileña que le proporcionará una educación amplia y autodidacta, en la que su padre tomará las riendas como tutor.

Rápidamente nacerán en ella fuertes convicciones feministas que enlazará con ideales de libertad e igualdad. Republicana confesa, será al abrigo de ésta donde se den a conocer sus primeros escritos.

Por ser firme defensora de ideas favorables a la separación de la iglesia y el estado se ganará la profunda enemistad de organizaciones como Acción Católica, en boicot permanente de todas sus actividades hasta el final de sus días. Pero esos ideales avanzados no sólo le generarán enemigos peligrosos, también le abrirán la puerta de importantes sectores culturales del país. Por ejemplo, no será nada raro verla participar en las actividades del Ateneo de Madrid (vetado a las mujeres por aquel tiempo) donde, en 1984, protagonizará una de las veladas poéticas más apasionantes y controvertidas que se recordarán.

Sus inquietudes intelectuales la llevarán a iniciarse en la masonería, ingresando, en 1886, en la logia la Constante Alona de Alicante con el sobrenombre de Hipatia, el cual le acompañará durante toda su vida. Entre este año y hasta 1890 participará en numerosos actos propagando las ideas masonas por toda España.

Como era de esperar, su iniciación en la masonería le situarán en el punto de mira de los sectores más conservadores, que no dudarán en actuar en su contra en cualquier situación. Tal será la situación de acoso y derribo al que la someterán que Rosario decidirá tomarse unos años de descanso y dedicarse a viajar por toda Europa a la espera que se tranquilicen los ánimos en el país.

A su vuelta se traslada a vivir a Cantabria donde montará una granja avícola a la que se dedicará en cuerpo y alma. Su nivel de especialización en este campo será tal que podremos encontrar frecuentes artículos suyos sobre el tema en la prensa de la región.

Parecía que ella se había olvidado de sus enemigos, pero ellos no lo habían hecho. Así que volverán a la carga obligando a los dueños del terreno en el que tenía la granja a rescindirle el contrato. Tras una corta búsqueda elegirá Gijón como lugar de residencia.

En Asturias se quedará hasta su muerte. Aquí será parte activa del Ateneo-Casino de Gijón y protagonizará uno de los últimos escándalos de su vida: la publicación del artículo "La jarca de la Universidad". En él criticará abiertamente el comportamiento de un grupo de estudiantes que insultan a un buen número de mujeres extranjeras venidas para estudiar en la universidad madrileña.

La repercusión que este ascrito tendrá será tan importante que la escritora se verá en la obligación de exiliarse en Portugal durante dos años, regresando al país bajo el gobierno liberal del Conde de Romanones, en 1913.

En el transcurso que va desde su llegada del extranjero hasta su muerte en 1923, intentará apartarse todo lo posible de la vida pública. Su actividad quedará reducida a la difusión de las ideas masonas y a la estrecha colaboración con el Ateneo Obrero de Gijón, ciudad que la admirará profundamente.

Finalmente, como antes apunté, morirá el 5 de Mayo de 1923 en su casa de La Providencia. Su cuerpo será enterrado en el cementerio civil gijonés.

24 comentarios:

Cayetano dijo...

Una mujer valiente para una época difícil y para un país en el furgón de cola de Europa, nada menos que feminista y progresista en aquella España profunda, atrasada, semianalfabeta y conservadora. Complicado lo tuvo que tener y demasiados frentes en su contra, incluyendo a las propias mujeres de su tiempo.
Un saludo.

La Dame Masquée dijo...

Efectivamente, monsieur, el nombre de Rosario Acuña permanece indisolublemente unido al de Gijón. Pense que nos ilustraría usted con la famosa casa de Rosario Acuña, solitaria junto a mar.

Una mujer polifacetica, por otra parte: no sabía que estuviera especializada en granjas avicolas y que hubiera montado una en Cantabria!

Feliz dia, monsieur

Bisous

almalaire dijo...

Siempre llego tarde :) iba a decir lo mismo que Madame...Esa casa donde siempre dan ganas de quedarse.

Gracias por la biografía, Pablo.
Saludos

ROSALIANM dijo...

Pablo, me recuerda a otra mujer de mitades del siglo XIX, Emilia Pardo Bazán, una mujer olvidada por la literatura española. Poeta, periodista...Lo que ignoraba era que Rosario fuera masona, por cierto un tema muy interesante ya que Javier Otaola, escritor, ha publicado un libro sobre la masonería. Hoy me voy por la ramas. Ya me corregirás amigo.
Un beso.

Trecce dijo...

De estas que, por un motivo u otro destacaron (seguramente por su formación), al menos nos llega noticia, pero no son sino la punta del icerberg de tanta sufridora enterrada y olvidada. Sirvan estas mujeres de las que conocemos apellidos y nombre para rendir homenaje a todas las heroínas anónimas que han ido desbrozando el sendero de la liberación y la igualdad de derechos de las mujeres. ¡Tanto queda por hacer y es tan lento el discurrir! ¡Loor y gloria a todas ellas, las que fueron, las que son, las que serán...!

Dissortat dijo...

Una mujer emprendedora y con coraje

Las Reinas Del Garito dijo...

Una auténtica tiarrona. Ese es el revisionismo histórico que deberían sostener los grupos mediáticos, el que recuperase y rehabilitase las figuras injustamente olvidadas por el cerril catetismo hispánico y no justificar a los asesinos bien defendidos por su herederos.

Gracias por hacernos conocer a esta mujer.

Xibeliuss dijo...

Impresionante mujer. No la conocía, pero ¡Vaya coraje!
Saludos

Nikkita dijo...

Una mujer valiente, polifacética, y adelantada en su época, que supongo volvió más enriquecida tras su viaje por Europa. Me llama la atención que vuelva y monte la granja avícola, no sabía que estaba tan especializada.
Sin duda, una mujer admirable.
Besos Pablo.

CarmenBéjar dijo...

Curiosa mujer éste, metida de lleno en las conjuras políticas a que tan aficionados eran las élites del siglo XIX español. No le faltó nada, si siquiera haber pasado por una loggia masónica, centro de reunión y pensamiento de liberales progresistas. De estas reuniones secretas partieron muchos de los golpes de estado habituales de este siglo.

Besos

Pablo D. dijo...

Una mujer luchadora, Cayetano. Tuvo que aguantar mucho y aún así no se amilanó. Siguió escribiendo, creando obras de teatro, etc... llenos de contenido social.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

No he tenido la suerte de poder de poder visitarla, pero la he visto y queda apuntado un paseo por allí.

Tiene que ser magnífico salir a la ventana y poder aspirar el olor del mar...

Según parece, Madame, le dierón una mención honorífica en la primera exposición avícola de Madrid en 1902 por su difución del tema.

Una gran mujer, sin duda...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Está en un paraje privilegiado, Almalaire. Tengo muchas ganas de visitarlo.

Ese acantilado, ese mar, en fin... estupendo, ni más ni menos.

Para los que no conozcan la casa de la que estamos hablando, aquí dejo una foto para que la veáis:

http://usuarios.multimania.es/chopitea/Casa%20de%20Rosario%20Acu%F1a.jpg

http://farm3.static.flickr.com/2707/4137442297_3725d3a51f_m.jpg

Un saludo!

Felix Casanova dijo...

Pablo...

Paso a felicitarte por tu magnífica labor y a agradecerte personalmente tus palabras de aliento en mi blog. Seguro que es un "hasta pronto" y a no mucho tardar.

Agradecido te quedo amigo

Un fuerte abrazo

Pablo D. dijo...

No puedo corregirte, Rosalía, porque me das un dato sobre un libro que no conozco...jajaja.

Te lo agradezco infinatemente porque la masonería es un tema que me gusta mucho y por una o por otra nunca le meto mano...

Sin duda, empezaré con tu recomendación.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Claro que sí, Trecce!! Esto es sólo la punta y es necesario que sus vidas salgan a la luz porque son el espejo donde debemos mirarnos.

Son la referencia que tenemos que dar a nuestros jóvenes...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Como tantas otras que la historia relegó al triste anonimato, amigo Dissortat.

Esperemos que alguna vez podamos darles la importancia que se merecen.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

¡Por supuesto, Reinas! Revisar la historia tendría que servir para descubrir a estos grandes personajes y dejarse de entorpecer el camino que nos lleva a un futuro mejor...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Mucho coraje, Xibeliuss. no tuvo una vida muy fácil que se diga. Empezando por su matrimonio fallido y siguiendo con todas las restricciones que la sociedad le quería imponer...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Por lo que leí, Nikkita, ya tenía bastante conocimiento del asunto y no dudó en tirarse a la aventura.

Una mujer fantástica, la verdad. No he tenido tiempo para poder ojear sus escritos, pero sin duda que lo haré y comentaré que tal está.

Pásate por las fotos de su casa en Gijón, seguro que te gustan.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Por eso la masonería tenía tan mala fama. Se dice que Franco quiso entrar en un y no lo admitieron, de ahí que les mentase como enemigos de España a cada momento que podía. No se hasta que punto será verdad...

Es un tema muy interesante de estudiar.

Un saludo, Carmen!

Pablo D. dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Félix.

Esperemos que reanudes tu actividad pronto ya que es uno de los blog que son referencia.

Disfruto mucho con su lectura, no lo dudes en volver.

Un saludo!

NORMA SANTOS dijo...

Sólo puedo decir que sé algo de esta señora por tu entrada. Masones, es un tema que me gusta y comienzo a leer algo.
Un abrazo Pablo.

Tani dijo...

Pabli, buenos días. Que agradable es leer estas historias de vida de personas que, independientemente de si son hombres o mujeres, resultan inspiradoras para todos.

Claro, este caso es especial por la dificultad que para una mujer implicaba destacar en esos ámbitos. Un gran ejemplo para los actuales jóvenes, en una sociedad cada vez más desangelada en donde carecemos de inspiracion para que guie nuestras vidas.

Besos, amigo

Related Posts with Thumbnails