martes, 11 de mayo de 2010

¿Nos engaña el Estado?



Funámbulos

"Mayo es el mes de la "María", el mes del candor floral que tanto les pones a los curas, pero se adelantó abril.

El candor no sólo lo tienen los nenes, los adultos tienen su ingenuidad cuando se creen que el Estado somos todos. Al contrario que a nuestros lectores a los que el Estado nunca les decepciona, hay quienes, con su candidez o autoengaño, en abril se han decepcionado el Estado. Los pobres con su carita de chaval al que quitan el caramelo.

Cuánta ingenuidad hacia la esencia y articulación del Estado español con sus autonomías y ayuntamientos. Los tres poderes, a su nivel, fueron los responsables de varias decepciones:

Ingenuidad ante el ejecutivo, el legislativo y la oposición: La asociación Salvem El Cabanyal el 12 de abril le remitió una carta de queja a Cultura y otra a Rajoy: tras 12 años de lucha y "con la ley ahora de nuestro lado" el 6 y 8 de abril la alcaldesa del PP "envió a sus máquinas de destruir casas y a sus policías armados para la represión, ayudados (para nuestro estupor) por la Policía Nacional (...). Sobre rostros de incredulidad. Cargaron con ensañamiento y hasta con placer".

El ejecutivo pide la suspensión cautelar al T.C. de la ley autonómica que ampara la demolición municipal y, a la vez el mismo ejecutivo (Delegación del Gobierno) manda a su policía para que les diera a mansalva como adelanto. ¡Pero si nosotros no somos anti-sistema y utilizamos la no-violencia de libro! Vaya carita se les puso.

Ingenuidad ante el legislativo, ejecutivo y el judicial: el bodrio de Ley de la Amnesia Histórica, amago de nuevo punto final del genocidio, sólo de 1939 a 1943, de más de 200.000 humanos en este país. Cuando unos hablan de desterrar muertos, otros piensan en enterrar la memoria de los que el franquismo y la "modélica Transición" le hicieron a este país y su gente. Ese bodrio es papel mojado: en las poquísimas fosas que se han podido abrir el juez no se ha dignado a aparecer, tampoco la policía judicial. Muchos confiaban en el Estado para reparar el daño, incluso disculpando la tardanza y ya se sabe que la justicia, si tarda, ya no es justicia. Aquí, ni eso.

Vaya carita que se les puso cuando los falangistas beneficiados por la Amnesia General fueron apoyados por el Tribunal Supremo, en contra de la fiscalía, para encausar a Garzón.

Y las ingenuidades siguen: también hay quien cree que los fondos de la sucesora de FORCEM son para formación continua, qué carita se les ha puesto cuando se ha sabido que las empresas han pagado sus sistemas de protección de datos con ese dinero de los cursos que no han dado a sus trabajadores.

Y hay quien se cree que Sebastián es un ministro del gobierno, pero en marzo fue por los bancos pidiendo crédito para Marsans, subió la electricidad "para que hiciéramos un consumo responsable". O sea, el pan sube para que adelgacemos, la gasolina para que usemos el colectivo y éste sube para que andemos más.

¡Cómo mira el Estado por nosotros!"
Ana Sigüenza. Peródico CNT.

(Si todavía no os habéis apuntado al sorteo de tres libros, pinchad aquí para hacerlo. El domingo se darán a conocer los ganadores.)

19 comentarios:

Cayetano dijo...

La verdad es que no son de fiar. Tú crees en un proyecto que se dice progresista y luego poco a poco te vas dando cuenta que te la han dado con queso. Yo no sé si es que estos gestores de la "cosa pública" que tenemos son ramatadamente malos o qué. ¡País!

ROSALIANM dijo...

Vaya Pablo, hay algo que me afecta de tu entrada, la amnesia-histórica. Mi abuelo continúa sin aparecer. Vete a saber dónde está enterrado pero fue fusilado.
Esa periodista dice verdades como puños.
Feliz día amigo.

La Dame Masquée dijo...

Y tiempo tenemos para andar y pasear, monsieur, porque lo que es trabajo no hay mucho.

feliz martes

Bisous

almalaire dijo...

A mi casi más que el intento de engaño sistemático, me molesta lo mal que lo hacen. El hecho de que importemos tan pero tan poco, que nadie se moleste en mentir para que nos lo creamos, que engañen, que nos demos cuenta, que vuelvan a timarnos y aún así los sigamos sosteniendo...nos los merecemos, creo.

S. dijo...

Nadie hace nada y para uno que hace algo,le llueven juicios y malas formas.
Un besito

Nikkita dijo...

Hola Pablo,
las caritas de niños defraudados, son también una consecuencia de lo pasivos y apáticos que nos estamos volviendo/hemos vuelto... dejándonos manipular, sin mirar más allá. Hay quien se lo cree todo, y después llega la decepción.

Que El Estado pinta las fotos cómo más le conviene, no es nada nuevo, si eso me parece malo, me parece peor aún que se acepte con pasividad.
Muy buen artículo.
Besos.

Mercedes dijo...

Hace tanto tiempo que dejé de confiar en esta "peña" que si alguna vez, por casualidad, hacen algo pensando en el pueblo me va a coger de sorpresa. No me espanto de nada, todos juegan al "la silla", girando alrededor de los asientos como locos, el último se queda sin su supersueldo. ¿Cómo van a pensar en nosotros?
Un saludo.

Las Reinas Del Garito dijo...

¿Ingenuos o simplemente comodones?

Saludos.

Gema dijo...

No sabria decirte si nos engañan o no puesto que de politica entiendo mas bien nada, pero cuando están todos allí sentados discuentiendo y tirandose los trastos a la cabeza me he dado cuenta de que es lo mas parecido a una secta que he visto en mi vida y que lo único que les importa es llevarse ellos el maximo beneficio sin importar los demas.

Xibeliuss dijo...

¿Que si nos engaña el estado...? Jjejejeje.
No, hombre, no. Qué mal pensado eres. Pero si el estado (como hacienda) somos todos.
Y el ratoncito Pérez te deja una moneda cuando se te cae un diente :):):):)
Saludos, Pablo

Cilo M. dijo...

aiss q dificil ser gobernante y que poco se valora... me gustaría ver a muchos en el pellejo de ZP durante unos minutos... si, se cometen errores, pero bueno es asi.... todos nos equivocamos.No conozco a ningun presidente del perfecto que fuera perfecto ni siquiera que se acercara, y lo que es peor jeje no conozco a nadie que pudiera serlo...

Felipe dijo...

Uno quisiera que no fuese tan mirado este Estado nuestro porque cuanto más nos mira más nos deforma y nos ofende

Uno quisiera que las articulaciones de este Estado oxidado estuviesen escayoladas para que permaneciese inmovilizado y con reposo.

__________________________


¡Salud y República!

Trecce dijo...

Tranquilos, que seguro que dentro de poco, el Estado nos ofrecerá la posibilidad de descargarnos un politono y con eso, todo arreglado.
Para quien diga que le gustaría ver a algunos en el lugar de ZP, a ver como lo hacían, sunpongo que lo dice de coña, pero hay una ligera diferencia entre los que nos gobiernan y yo (por ejemplo) u otros muchos: Jamás tendremos la osadía de erigirinos en gobernantes, hay algo que se llama "vergüenza", que a los que nada o poco tenemos, a veces es lo único que nos sobra.

NORMA SANTOS dijo...

Ahí has acertado,con el pinocho amigo...ja,ja,ja, muy buen articulo el que has rescatado.
Un abrazo majo.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Cosas del Pensamiento...
Cosas de quereles.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Un blog el suyo, muy interesante

El Chouan Ibérico dijo...

En mi opinión, la situación es muy simple y es esta: el Estado engaña, para tenernos tranquilos y el pueblo desea ser engañado para no hacer nada.

Si al menos existiera una sociedad civil...

Salud y Amistad

CarmenBéjar dijo...

A todo esto... ¿alguien cree en que los políticos son infalibles? Mejor dicho, ¿y no son infalibles que hacen gobernándonos?

Mejor dicho, ¿alguien cree en la política con la que está cayendo? Porque si unos no saben los otros menos.

Y nosotros mientras tanto mirando, aquí sin protestar ni nada. No pasa como en Grecia que la gente se echa a la calle. ¿El sistema político español goza de buena salud? Creo que todos tenemos la enfermedad del pasotismo, algo que no ocurría ni siquiera desde la dictadura de Franco.

Saludos

FRAN dijo...

En este país de las maravillas, Alicia se come al conejo y le echa la culpa al del sombrero, y la reina de corazones le da la razón porque estaba harta tanto del conejo como del sombrerero...
Da igual que cambiemos de cuento...en España hoy por hoy la cosa va de esta manera. Los políticos politiquean, es decir mienten más que hablan y si se mete la pata se le echa la culpa al de la oposición y punto y para rematar la máxima autoridad suprema en lo que a justicia se refiere, manda callar al que dice la verdad y el que se comió el conejo...ese es inocente como la niñita del cuento.
A ver si abrimos los ojos de una vez en este país y se acaba el cuento.

Un saludo.

Tani dijo...

En esta ocasión, como enotras, me quedo con la idea de que las deformaciones y carencias del Estado están presentes más allá de América Latina, y que decir "los Estados Europeos" es un error, más bien hay que ver las particularidades.
Lo que nos hace falta una sociedad civil donámica, crítica y realmente propositiva.
Un beso, Pablo

Related Posts with Thumbnails