lunes, 7 de junio de 2010

Carta de Fernando Tárrida del Mármol a la revista La Révolte(1890)



"Quisiera explicar con claridad la idea que me hago de la táctica revolucionaria de los anarquistas franceses; por ello, no pudiendo escribir una serie de artículos como haría falta, os envío esta carta. De ella extraeréis lo que contenga de bueno.

La decisión revolucionaria no ha faltado nunca en el carácter francés, habiendo demostrado los anarquistas, en infinidad de circunstancias, que no carecen de propagandistas y de revolucionarios. El número de adherentes es bastante grande y… con grandes pensadores, propagandistas decididos y adeptos entusiastas, Francia, en verdad, es el país donde se producen menos actos importantes para la Anarquía. He aquí lo que me hace pensar. He aquí por qué os he dicho que creía no ser buena vuestra táctica revolucionaria. Nada fundamental divide a los anarquistas franceses de los anarquistas españoles y, sin embargo, en la práctica, nos encontramos a gran distancia.

Todos nosotros aceptamos la Anarquía como la integración de todas las libertades; y su sola garantía, como la impulsión y la suma del bienestar humano. No más leyes ni represiones; desarrollo espontáneo, natural en todos los actos. Ni superiores ni inferiores, ni gobiernos ni gobernados. Anulación de toda distinción de rango; solamente seres conscientes que se buscan, que se atraen, discuten, resuelven, producen, se aman, sin otra finalidad que el bienestar común. Así es como todos concebimos la Anarquía, como todos concebimos la sociedad del porvenir; y es para la realización de estoa concepción que trabajamos todos. ¿Dónde, pues, están las diferencias?


Según mi parecer, vosotros, extasiados por la contemplación del ideal, os habéis trazado una línea de conducta ideal, un puritanismo improductivo, en el cual malgastáis cantidad de fuerzas, que podrían destruir a los organismos más fuertes y que, así mal empleadas, nada producen. Olvidáis que no estáis rodeados por seres libres, celosos de su libertad y de su dignidad, sino por esclavos que esperan ser liberados. Olvidáis que nuestros enemigos están organizados y todos los días procuran fortalecerse más para continuar reinando. Olvidáis, en fin, que aun los que trabajan para el bien viven en la desorganización social actual y están llenos de vicios y prejuicios.


De todo esto se deduce que aceptáis una libertad absoluta y todo lo esperáis de la iniciativa individual, llevada a un punto tal en que ya no hay pacto o acuerdo posibles. Sin acuerdos, sin reuniones en las cuales se tomen resoluciones; lo importante y esencial es que cada uno haga lo que le plazca.

Resultado: alguien quisiera hacer algo bueno y carece del medio para reunirse con todos los que como él piensan para exponer su iniciativa, escuchar sus consejos y aceptar su concurso; se ve obligado a hacerlo todo solo o a no hacer nada.


Crear comisiones para trabajos administrativos, fijar contribuciones para hacer frente a tal o cual necesidad, es una imposición. Y de este modo, si un compañero o un grupo quiere ponerse en relación con todos los anarquistas de Francia o del mundo para tal cosa determinada, no tiene medio para hacerlo y debe renunciar a la idea. Todo lo que no es la Revolución social es una tontería: ¿No debe importar a los anarquistas que los salarios se vuelvan aún más insuficientes, que la jornada de trabajo se alargue, que se insulte a los obreros en los talleres o que las mujeres sean prostituidas por los patrones? Mientras dure el régimen burgués esas cosas ocurrirán siempre, y solamente hay que preocuparse de la meta final. Pero mientras tanto la masa de los proletarios que sufre y no cree en una liberación próxima, no escucha a los anarquistas.

Si continuara así podría amontonar ejemplos, siempre con el mismo resultado: impotencia. No porque carezcan de elementos, sino por encontrarse diseminados, sin ningún tipo de lazos entre ellos.(...)"

Para seguir leyendo pulsa aquí.

23 comentarios:

Xibeliuss dijo...

Pues creo que acierta de pleno en los problemas del movimiento anarquista de aquel entonces. Aunque no debiera, sí que había diferencias entre Francia y España.
Saludos

Cayetano dijo...

Un anarquista que ponía los pies en el suelo, en la realidad concreta, no en ensoñaciones utópicas alejadas del análisis de la realidad.
Un saludo.

S. dijo...

Pienso lo mismo que Cayetano,ponía la realidad concreta.
Un besillo

almalaire dijo...

"Olvidáis que no estáis rodeados por seres libres, celosos de su libertad y de su dignidad, sino por esclavos que esperan ser liberados"

Me quedaría con esa frase, también con el párrafo donde dice que ni el proletariado sabe leer, ni tiene tiempo ni ni en el caso de de que pudiera hacerlo estaría listo para comprender nada.

Es un documento lleno de sentido común, Pablo. Gracias por traerlo.

ROSALIANM dijo...

Pablo muy interesante la continuación de la carta que dejas en el enlace. Habla de Cataluña y las cooperativas y los diarios que se publican. Desconocía esta carta y es para releer con tranquilidad. Describe a una España inculta y sumisa, preocupada por otras necesidades.
Un abrazo y gracias por instruirme amigo.

Mercedes dijo...

Creo que en el fondo todos somos anarquistas, bueno, todos los que tenemos buena fe. Los otros no lo son porque quieren controlarnos para su beneficio.
Interesante carta y reveladora.
Un abrazo.

Pablo D. dijo...

Existían grandes diferencias. Estamos hablando de que el movimiento obrero ibérico es probablemente el más importante de la historia del anarquismo.

Aunque el movimiento libertario francés bebió mucho del español gracias a la multitud de exiliados políticos que acabarón allí.

Un saludo, Xibeliuss!

Pablo D. dijo...

El anarquismo sin adjetivos se le acabó llamando a esta forma de pensar del gran Tárrida del Mármol.

A veces la gente tiende a pensar que enrevesando las cosas parencen más intelectuales, más importantes y no es así. Una idea cuanto más simple más importante será y a más gente llegará...

Un saludo, Cayetano.

Pablo D. dijo...

Sabía lo que tenía que decir y cómo tenía que decirlo, S. Sin grandes retóricas, ni segundos sentidos.

La manera de llegar es así,así y así...

Una manera muy interesante de trasmitir el pensamiento anarquista.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Muy lleno de sentido común, Alma.

A menudo los pensadores pecan de ser demasiado rebuscados, de creer que sus diálogos van destinados a clases pudientes, educadas y cultas. Y no se dan cuenta que la gran masa a la que va destinado su mensaje es a gente normal y corriente que no tiene tiempo de empaparse de gran literatura por culpa de que trabajan de sol a sol.

Es estilo claro y conciso es el que tiene que triunfar.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

De esta carta se pueden hacer miles de lecturas y sacar muchas de las desgracias que el pueblo español sufrió a lo largo del tiempo.

España estaba sumida en una incultura que interesaba a las clases poderosas. Mientras que el pueblo tuviese que luchar por mantenerse vivo trabajando de sol a sol, no darían ningún tipo de problemas...

Un saludo, Rosalía.

Pablo D. dijo...

Como dice la frase: Hay un mundo nuevo en nuestros corazones.

Puede que todos seamos anarquistas, comunistas o simplemente actuemos de manera sensata y ayudemos a los que nos rodean. No es cuestión de encasillarnos, sino de ser mejores para que el mundo sea mejor.

Un saludo, Mercedes.

NORMA SANTOS dijo...

Hola wapo; Este personaje veía la realidad sin cegarse y sus sueños no nublaban su visión de España, que era lamentable en aquella época. Me quedo con la frase; extasiados por la contemplación del ideal, os habéis trazado una línea de conducta ideal... Sus pies tocaban el suelo y no ignoraba la limitación de sus compatriotas.
Siempre estoy aprendiendo contigo Pablo, haces que la historia no sea aburrida.
Un abrazo.

Nikkita dijo...

Hola Pablo, aunque hay alguna parte que me parece muy utópica, es una carta de la que sacar mucho jugo, muy clara y muy directa.
Leyendo la frase "Olvidáis que no estáis rodeados por seres libres, celosos de su libertad y de su dignidad, sino por esclavos que esperan ser liberados" me he acordado del testimonio de Abel Paz, que más de 50 años después sigue diciendo lo mismo, en un trozo del documental dice una frase muy parecida.
Besos.

Mathias, Rey Viudo de España dijo...

muy realista la carta, pensé que los anarquistas no eran así

Saludos

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Pablo: un anarquista con las ideas claras. Anarquìa como dice no querìa decir desorganizaciòn, sino organizaciòn popular. La verdad es que como dices el movimiento anarquista no triunfò sobremanera en Francia, a diferencia de Espana donde tengo entendido huno focos bastante importates.

Saludos y gracias aùn por el apoyo en la trama "Junta de Andalucìa", ya envìe el comunicado, espremos que nos respondan.

Pablo D. dijo...

Al final es el problema que siempre se plantea en el anarqusimo. Que se vive de ideales y se olvida de que la realidad no es así, que se tiene que luchar por las pocas conquistas que se obtienen.

A lo largo de la historia ésto pesará mucho en el movimiento libertario que tendrá que lidiar con muchas disputas internas, excisiones, etc...

Aquí todos aprendemos de todos, Norma. Tú seguro que nos puedes enseñar muchas cosas.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Es el estilo que el anarquismo pretende tener. Directo, sincero, simple y verdadero...

Así es como tendría que ser siempre, Nikkita. Nada de andarse con medias verdades porque así nos está luciendo el pelo en la actualidad.

Si que tiene cierto parecido el mensaje de Abel Paz y Tárrida del Mármol.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Ese es el problema que tiene el movimiento anarquista, Mathias.

A lo largo de la historia se les ha creado una imagen totalmente distorsinada de lo que en realidad son y ahora es muy difícil poder sacarles de ese encasillamiento al que está somentidos.

Una pena. Espero que pronto ésto cambie...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Andalucía y Cataluña fueron sus máximos exponentes en este país. En el transcurso de los años irá implantándose por otras zonas de la península llegando a ver al sindicato CNT como el más numeroso, con cerca de 2 millones de afiliados (muy por detrás quedará la UGT y el comunismo será prácticamente inexistente).

Un movimiento que fue muy importante en la historia de España y que se intentó (y se sigue haciendo) sepultar en el olvido...

Esperemos que todo salga bien con nuestra lucha contra la Junta de Andalucía,Carlous. Ya nos contrarás.

Un saludo!

Madame Minuet dijo...

Me suena eso de la carta a La Revolte. No se denominó a sus ideas "anarquismo sin adjetivos"?

Feliz dia, monsieur.

Bisous

Pablo D. dijo...

Exactamente, Madame. El anarquismo sin adjetivos se llamó a esta manera de pensar.

Una lucha pura, desterrando los idealismos sin sentido que sólo hacían que atrasar la lucha por la libertad...

Un saludo!

Sabor Añejo dijo...

También opino que todos tenemos una parte de auarquistas, aunque pocos con los pies tan asentados en la tierra como Fernando.

Un abrazo

Related Posts with Thumbnails